Cine y TV,  Cómic

Captain Marvel, entre el feminismo y la memoria

Capitana Marvel es la última parada antes de que el destino del Universo Marvel se decida en Avengers Endgame. Las escenas poscréditos de Avengers: Infinity Wars anunciaban su llegada en el instante final de Nick Fury (interpretado por Samuel L. Jackson) después de que Thanos extinguiera a la mitad de la vida en todos los rincones de la galaxia. Fury presiona el botón de un beeper, en cuya pantalla puede verse la estrella dorada que simboliza a la heroína.

Este artículo NO contiene spoilers, al menos no de momento. 🙂

La expectativa provocada por el mensaje interestelar hizo pensar que el filme titulado bajo su nombre se centraría en las horas posteriores al final de Infinity Wars; sin embargo, la historia se inicia muchos años a atrás, en 1995, para ser precisos.

Carol Danvers, encarnada por la actriz Brie Larson, ha sufrido pesadillas durante sus horas de sueño, eventos que asocia al hecho de haber perdido la memoria en algún momento de su vida, sin embargo esto no le ha impedido continuar su vida como una soldado Kree, una raza extraterrestre existente en este universo de cómics.

La presencia de la capitana en la tierra da una mirada al estilo americano de la época, de modo recurrente esto se convierte en escenas humorísticas; es una licencia para hacer guiños a películas de los noventa, grabadas en formato VHS. En simultáneo, nos muestra a un Nick Fury más joven, coprotagonizando, o quizás escoltando, a Danvers.

In memoriam: Stan Lee

Captain Marvel no pierde el sentido estético global de las cintas de este universo fílmico. El sentido del humor está impreso a lo largo de la película. La música retro recuerda ligeramente el estilo de Guardianes de la Galaxia, y desde luego, contiene el cameo obligado de Stan Lee (uno de los últimos del caricaturista y escritor estadounidense fallecido el 12 de noviembre del año pasado), como ya es tradición.

Su aparición en escena con la capitana no es el único homenaje al autor y máximo creador del Universo Marvel; el opening de héroes que identifica a las producciones del Estudio Marvel esta vez fue ocupado por diversas imágenes de Lee, algunas de ellas en escena y otras en la alfombra roja.

Stan Lee ha sido homenajeado en diversas ocasiones por toda la franquicia Marvel y por sus millones de seguidores en todo el planeta, recientemente también en la gala de los Premios Óscar. Pero también se le ha sacado partida comercial a la defunción de su máximo creador, reimprimiendo los cómics originales de Lee. Los cómics, entre ellos, la nueva versión cómic de Capitana Marvel incluyen un retrato dibujado sobre dos paginas de fondo negro.

Stan Lee y retrato de homenaje de Marvel Comics

Feminismo y precedentes

Resulta imposible hallar similitudes entre la heroína de Marvel y la más importante de las guerreras del Universo DC, Diana Prince, la Mujer Maravilla. Mas el origen mismo de estas justicieras es totalmente distinto. Charles Moulton, autor de Wonder Woman, creó un personaje feminista en épocas de la Segunda Guerra Mundial. Wonder Woman (1941) nació después de Superman (1938) y de Batman (1939) cuando empezaba a formarse la era de los cómics de superheroes. Ella es un símbolo de la fuerza y de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres desde el día uno de su larga vida prosaica.

Captain Marvel, en cambio, es un personaje creado por Stan Lee en 1967. Quien llevara este remoquete era inicialmente un hombre, un soldado de raza Kree llamado Mar-Vell. Carol Danvers, más conocida como Miss Marvel apareció por primera vez en 1968 y sólo hasta 2012 asumió el nombre de capitana Marvel.

Pese a que Danvers es quien lleva este título, no es un secreto que Shazam! (uno de los heroes más poderosos del Universo DC), originalmente fue llamado Capitan Marvel en 1940, 26 años antes que el rol interpretado por Briel Larson. Coincidencialmente, Shazam! se estrenará en cine este mismo año.

Pero volviendo a lo que nos toca, a diferencia de la película de Wonder Woman, Captain Marvel no se preocupa por demostrar su autonomía como mujer, o no de la misma manera. Podría decirse que no es un punto importante en su discurso, como si lo es en el filme protagonizado por Gal Gadot. Sin embargo, el rol de Larson es tan fuerte y decidido como el demostrado por la Mujer Maravilla; sus habilidades como guerrera son en apariencia superiores a la fuerza de Thor, si se le compara con uno de los de los Avengers más proderosos.

Hay que decir también que la película fue estrenada durante el fin de semana que conmemoró el día internacional de la mujer (8 de marzo); sin duda un punto clave para los encargados del mercadeo.

Este filme, como se ha dicho, es un punto de referencia para comprender el futuro de Endgame, en donde Danvers se unirá a los Vengadores para revertir la crueldad de Thanos. Los años noventa también son el tiempo cuando la agencia S.H.I.E.L.D, una organización secreta del gobierno americano empieza a plantearse la búsqueda de personas extraordinarias, que finalmente van a ser conocidos como The Avengers. Al igual que en los cómics, la capitana Marvel se convierte en el eje de esa unión de héroes.

Sólo hasta que Avengers: Endgame sea puesta en los teatros, el tan esperado 26 de abril próximo, será posible dilucidar el nivel de importancia que le ha sido otorgado a la capitana Marvel en la batalla final.

Captain Marvel es la suma de heroísmo, cualquier cantidad de toques de humor, una remembranza de la sociedad americana y una vuelta a la página de las hipótesis idealistas en donde las civilizaciones pueden vivir sin volver a las guerras. Danvers es también una mirada a la esencia humana y a esa capacidad de levantarse después de los golpes y de las derrotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *