Cartagena,  Música

La musa que no se rindió: Chela Ceballos

La editorial Corazón de mango acaba de lanzar al mercado bibliográfico colombiano el libro Chela Ceballos, la musa que no se rindió, del periodista cartagenero Rubén Darío Álvarez.

Se trata de un reportaje sobre la vida artística de la acordeonista santandereana, hija adoptiva de Cartagena, Graciela “Chela” Ceballos Paccini (q.e.p.d.), quien fundó el conjunto femenino Las musas del vallenato, cuya primera vocalista oficial fue la también finada cartagenera Patricia Teherán.

Chela Ceballos nació en la ciudad colombiana de Barrancabermeja, pero en 1986 se radicó en Cartagena, en donde comenzó una carrera musical en diferentes escenarios, pero su mayor gesta artística fue haber creado el conjunto en mención, con el que logró grabar catorce producciones discográficas, siendo las más famosas las tres primeras: Alma de mujer, Guerreras del amor y Explosivas y sexys.

De esos tres trabajos discográficos surgieron éxitos musicales como Embriagada de ilusiones, Me dejaste sin nada y Qué desastre, que ya son clásicos dentro del llamado vallenato lírico, y en el compendio de lo que se ha reconocido como el “vallenato femenino”.

“Este libro es un intento por hacer justicia respecto a que fue Chela quien primero expuso en Cartagena la idea de conformar un conjunto vallenato de mujeres, proyecto que para mediados de los años 80 parecía descabellado y como tal recibió todas las críticas, los rechazos y las burlas de quienes no concebían que una música tan machista como esa fuera interpretada por un grupo de muchachas, quienes sólo tenían como armas su talento y su determinación”, ha dicho Rubén Darío Álvarez.

Rubén Darío Álvarez es un escritor y periodista colombiano, afincado en Cartgaena.

Al mismo tiempo, según el autor, se hace mención de las primeras personas que creyeron en Chela y quienes la ayudaron a materializar su idea; y de cómo fue la formación de Patricia Teherán como cantante de vallenato romántico, a pesar de que en un principio tampoco creía en el proyecto.

El resultado de haber sorteado todos los escollos es la aceptación en Colombia, país que ha seguido produciendo más cantantes y conjuntos femeninos, al igual que Venezuela, Ecuador y Perú, donde Las musas del vallenato cuentan con una fanaticada ominosa.

Chela Ceballos murió el 13 de febrero de 2016 en la ciudad de San Cristóbal, Venezuela, después de 16 años, luchando con una penosa enfermedad.

La historia de Chela Ceballos es la cuarta producción bibliográfica de Rubén Darío Álvarez, quien ya ha dado a conocer los libros periodísticos Noticias de un poco de gente que nadie conoce, Crónicas de la región más invisible y La fuga del esplendor: conversación con la música cartagenera de los años 80.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *