Poesía

Naiver Urango: «Escribir al margen de las combustiones»

Ganador del Premio Nacional de Literatura Manuel Zapata Olivella en la modalidad de poesía, en 2012, con su poemario Diario de un poeta remanente, el autor Naiver Urango comparte su pensamiento con los lectores de Otras Inquisiciones. Sin métricas o camisas de fuerza, describe los paisajes y las emociones que ocupan su atención, bajo la mirada de quien narra su tiempo.

¿De dónde viene Naiver Urango? 

Nací el 26 de agosto de 1990 en un pueblo llamado Momil, al norte del Departamento de Córdoba, Colombia. 

¿Qué te motiva a escribir? ¿Desde cuándo escribes?

Soy poeta e intento también ser cuentista y novelista. Mi pasión por la escritura viene desde que estaba muchacho, cuando todavía era un bachiller y recogía periódicos o revistas desperdigados por el pueblo. Entre lecturas de escritores clásicos y contemporáneos nació mi necesidad de retratar mis tiempos, como lo hacían ellos. 

¿Tus autores referentes?

Neruda y Bennedeti fueron mis primeras lecturas por el lado de la poesía; García Márquez y su realismo mágico me cautivaron desde temprano, y también las novelas de Vargas Llosa. 

¿Estudias algo relacionado con la escritura o tu profesión es un tema distante del arte?

Estudio una carrera allegada a la escritura, Licenciatura en Etnoeducación, y alterno ésta con mi pasión por la lectura, la relectura de mis referentes, la música y una que otra invitación a eventos culturales.

***

GEOLOGÍA

Vivir es una derrota
cuando tu cuerpo
es huésped de la catástrofe
inquilino del caos
amigo de la ruina

y tu silencio sabe a tierra
a un pozo donde nadie se mira

aunque
mejor así
no recogernos del suelo
vivir concenados al barro
entre escombros

cuando intentas del polvo
hacer tu escritura

y el sonido del agua
entre las piedras
sugiere algún sentido.

***

OCTUBRE

Quisieras escribir al margen de combustiones

Ida Vitale

Frotas un trozo de madera mojado
contra otro

en vano
quieres hacerlo lumbre brasa

no importa
sigues frotando
obstinado en tu tarea cotidiana

como la poesía:

quisieras
hacer subir algún vapor de las cosas.

***

BABEL EN LOS LABIOS

Nos parecíamos a una breve imagen del abandono.

Malú Urriola

También el amor
es ese paréntesis que se abre
en el pecho sólo unos segundos
aunque meses después

zarpa sin ti en un barco
dejando en el aire los restos
la sola imagen de la ruina del abandono.

***

VACIADOS

Despegar los párpados significa morir
dice Blanca Varela

Abro los párpados
y enseguida
voy estrellándome con tu cara con tu gesto
en los lugares más insólitos

allí
aún es de noche
todavía conservas el bronce en los ojos
y ese rictus triste en los labios
cae una luz de ninguna parte

de repente
cierro los párpados
y tú te das la vuelta
te pierdes en el pozo de la noche
como el fantasma que eres

y yo me quedo
de nuevo solo pétreo
vacío de mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *