Poesía

Tres poemas de Julian Colbert

Asistir a las imágenes de Julian Colbert es entrar en un territorio presentido por el autor y por sus lectores de uno y otro lado del Atlántico; un ecosistema que se ha ido nutriendo de minerales más o menos conocidos, pero no por ello fácilmente avisados. El irlandés, afincado en Cartagena hace un par de lustros, sostiene un castellano limpio, elaborado, que se equilibra con su paralelo: el inglés, su lenguaje materno. Esta condición ofrece una doble relectura.

Sexto sentido

Y como por arte de magia
despertando compuesto y sereno
no más dolor
ternura persistente

El tsunami del domingo pasado
para el séptimo día
ha conseguido lavar todo limpio

Los recuerdos siguen ahí
las imágenes se han ido
borradas de todas las plataformas
salvo en el ojo de mi mente

La intensidad de un torbellino de doce semanas
disipando con doce horas de sueño
la excitación de mis cinco sentidos
dormido de nuevo
por un tiempo

Post mortem

Grandes esperanzas captadas con los seis sentidos
ensueño y fantasía también tal vez
siempre intenciones de integridad galante

Reflejos tentadores de las puertas del paraíso
aunque intensidad excesiva en un lado
contundente reticencia a cambio

Del éxtasis al abatimiento
sin de por medio malentendidos lamentables
para colmo fue una montaña rusa emocionante

Ahora leyendo entre líneas
diez días de reflexión
sobre una trágica parodia de diez meses

El rechazo trae sufrimiento inevitable
renuncia y aceptación
pero sin arrepentimientos

Tres Semanas

Hace apenas veintiún días
virgen inocente y libre de compromisos
despertándome en mi barrio adoptivo
absorbiendo la diversidad

Mi hogar espiritual encontrado
interesado pero sin interés
una búsqueda creativa y personal

Luego toma «coup de foudre» flechazo
cosas que existen en cuentos de hadas
inesperadamente inevitable

El espejo de mi alma a través de tus ojos
hasta el sexto sentido satisfecho

Cincuenta años desengañados en quinientas horas
pasiones pasadas superadas por pura pasión sentida

Colbert es Cartagenero por vocación y adopción. Estudió en la Universidad de Durham, del Reino Unido.

 

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *