• Opinión

    La playa lujuria

    Puestos a llamar las cosas por su nombre, y a pesar de que no venga a cuento, para muchos, Cartagena es eso.