Deporte

Unión y Cúcuta, el retorno de los clásicos

Con entusiasmo pero sin títulos altisonantes se reorganizan los clásicos en el mapa futbolero de Colombia, gracias al regreso de Unión Magdalena y el Cúcuta Deportivo a la primera división para el año 2019, y luego de superar la segunda categoría. Para algunos el fútbol colombiano aún conserva la modestia y la sensatez de no señalar a ningún encuentro bajo el rango de superclásico, como en efecto ocurre en la liga española (Real Madrid–Barcelona), la argentina (Boca Juniors–River Plate) o la mexicana (América–Chivas).  

Los motilones y el ciclón bananero reactivan dos de los clásicos históricos del balompié nacional: Atlético Bucaramanga–Cúcuta Deportivo, y Unión Magdalena–Junior se suman al clásico bogotano Millonarios–Santa Fe, al caleño América–Deportivo Cali, al paisa Atlético Nacional–Deportivo Independiente Medellín, y al del Tolima Grande: Huila–Deportes Tolima.

Con el clásico santandereano y el costeño se reúnen seis de los siete juegos regionales más relevantes y tradicionales de la liga. El último de ellos corresponde al clásico del eje cafetero, dado que Deportivo Pereira se encuentra detenido en la categoría B desde el año 2012, mientras que su rival, el Once Caldas, continúa siendo protagonista de la A.

El clásico costeño ha tenido baches en la línea de tiempo en la historia de la División Mayor del fútbol colombiano. Junior se ausentó de los campeonatos profesionales durante doce años, desde 1954 hasta 1965, por razones económicas. Regresó en 1966, dos años después (1968) su rival samario obtuvo el primer y único título de liga; para el tiburón, 1970 fue el año en que pudo emparejar al ciclón bananero con la consecución de su primera liga.

Otro impedimento para que se realice el encuentro más importante de la Región Caribe había sido la caída y la permanencia del Unión en la segunda división desde el 2006 hasta el 2018.

El clásico santandereano ha faltado en los calendarios en múltiples ocasiones. Atlético Bucaramanga faltó en el torneo de la A en 1954 y 1955; en 1971 el equipo leopardo tuvo problemas económicos, su ausencia dio lugar al nacimiento del Real Cartagena, equipo que alquiló la ficha del Bucaramanga en la primera división ese año; la mayoría de la nómina del Bucaramanga hizo parte del equipo cartagenero durante el 71. En 1972 regresó el equipo bumangués a la competencia, de nuevo en la ciudad bonita.

En 1995 los bucaros tuvieron su primera instancia en la B; 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015 también fueron años perdidos por Bucaramanga en la B. Al regreso del equipo a la primera división en 2016, era el Cúcuta Deportivo quien se encontraba en la B.

Cúcuta apareció en 1950, no jugó en 1954. Estuvo en la B en 1995, igual que los bucaros, ambos regresaron en 1996. El motilón descendió en 1997 por segunda vez y en 2013 por tercera ocasión. 2016, 2017 y 2018 tuvo a los motilones protagonizando el torneo de la B; el Cúcuta Deportivo aventaja a Bucaramanga luego de conseguir el campeonato en el torneo clausura de 2006.           

Santa Fe y Millonarios se han encontrado 294 veces en la liga, 116 triunfos para el azul, 78 victorias para los rojos y 100 empates. Independiente Medellín y Atlético Nacional han jugado 298 veces, 121 juegos resueltos a favor del verde, 84 a favor del poderoso y 93 empates. América y Deportivo Cali han jugado 283, Cali posee 105 victorias, América lleva 89 triunfos, el clásico ha quedado empatado en 89 oportunidades.   

Junior y Unión Magdalena han jugado 176 veces por la liga, cifra distante a los clásicos paisas, bogotanos y caleños. El tiburón venció 79 veces, el ciclón ganó 47 y empataron 50 oportunidades. Atlético Bucaramanga y Cúcuta Deportivo también disputaron 176 encuentros en primera división, 62 victorias para el motilón, 57 para el leopardo y 57 juegos igualados.

Fotografía: Twitter oficial Cúcuta Deportivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *