Deporte

El valor del béisbol colombiano, capítulo 2

Setenta años ha vivido la liga de béisbol colombiano, empezó en 1948 al igual que el fútbol profesional, el mismo año en que ocurrió el bogotazo. Sin embargo, el torneo de la pelota caliente ha sufrido de discontinuidad, entre 1958 y 1979 se produjo la primera ausencia y la segunda entre 1988 y 1994; desde el campeonato 1994-1995 hasta 2018 sólo fue cancelado un torneo por el difícil clima invernal (torneo 2010-2011).

Del campo internacional

Colombia se encuentra en el puesto 14 del ranking mundial masculino de la WBSC (World baseball softball confederation) escalando desde la casilla número 16. El primer lugar corresponde a Japón, Estados Unidos es el segundo, y Corea del Sur el tercero. La ubicación actual de la selección colombiana no es desdeñable, puesto que existen 62 selecciones por debajo de la novena nacional.

La selección de esta disciplina ostenta el honor de haber conseguido el primer título mundial de un equipo representativo de Colombia, ganando el oro en la Copa Mundial de 1947 y repitiendo título en 1965; la competencia más importante de selecciones entre 1938 y 2011, cuando el torneo fue cesado para ceder el lugar el formato del Clásico Mundial de Béisbol, fundado por la Mayor League Baseball, jugado por primera ocasión en 2006.

En el formato anterior, Colombia accedió adicionalmente a dos platas (1945 y 1971) y dos bronces (1948 y 1974). Cuba obtuvo 25 oros, Estados Unidos llegó a 4, Venezuela a 3 y Colombia a 2. Este cuarto lugar ya no podrá ser arrebatado por ninguna selección puesto que el formato fue suprimido y los equipos de Corea del Sur, Puerto Rico, República Dominicana, Reino Unido y Holanda obtuvieron un único campeonato.

Japón lidera el medallero del Clásico Mundial de Béisbol, con dos campeonatos obtenidos en (2006 y 2009), República Dominicana es el primer latinoamericano en obtenerla (2013) y Estados Unidos es el vigente campeón (2017).

Colombia tuvo su primera participación en el clásico del 2017, compartió grupo con Estados Unidos, Canadá y República Dominicana; obtuvo una victoria ante la novena canadiense y dos derrotas, este resultado le permitió ubicarse en el puesto 12 entre 16 competidores.

De patrocinios colombianos

Toros, Leones, Caimanes, Tigres y la Liga Profesional de Béisbol mantienen sus finanzas como un asunto privado; sin embargo la estabilidad del campeonato está asociada al apoyo de grandes cadenas de almacenes, cerveceras, envasadoras de gaseosas, alcaldías, gobernaciones, marcas de ropa deportiva, distribuidores de televisión satelital, servicios de giros en efectivo y empresas de telefonía celular, entre otras.

Gigantes de Montería, Mariscales de Sincelejo, Tiburones de Barranquilla y Torices de Cartagena, novenas que pertenecen a la Liga de Verano (competición organizada por la Liga Profesional y por la Federación colombiana de béisbol, que se inició en 2016), también cuentan con patrocinio de empresas similares. El deporte profesional requiere de auspicio, inversión privada y estímulos estatales y fiscales.

De las taquillas

Asistir a un juego de béisbol profesional en Colombia tiene un costo de 11.200 pesos en la ciudad de Montería y en Cartagena; el precio de la boleta más económica en el estadio Edgar Rentería de Barranquilla se establece en 10.000 pesos; la más costosa se sitúa en 20.000 pesos. Observar un juego de los Yankees de New York en la fase de temporada en 2018 en las gradas económicas tenía el valor de 18 dólares, un promedio de 59.000 pesos colombianos; los asientos de privilegio costaban 300 dólares un promedio de 988.000 pesos.

Antes de la constante inflación de la economía de Venezuela, una entrada para los asientos económicos en el campeonato de béisbol vecino promediaba los 70 bolívares, un precio aproximado a los 14.000 y 15.000 pesos colombianos. El béisbol venezolano ha sido más estable y rentable que el nacional, sin embargo, ambos países han conseguido éxitos deportivos sin tener las altas inversiones de Japón, México y Estados Unidos.

De beneficios fiscales

Bajo el amparo del Artículo 1.2.1.5.1.2. del Decreto 1625 de 2016, las asociaciones, fundaciones y corporaciones constituidas como entidades sin ánimo de lucro quedan exentas del régimen tributario ordinario; diferentes organizaciones del béisbol colombiano, profesionales, formativas o aficionadas, gozaban de esta protección hasta el mediados del año 2018.

La jefatura de la División de gestión de fiscalización de la Dirección Seccional de Impuestos de Barranquilla resolvió excluir a la Asociación Nacional Gremial de Béisbol Profesional de Colombia de este beneficio, el 28 de agosto del 2018; notificándole que a partir de este año tendrían responsabilidades legales de tributación ordinaria.

El 4 de septiembre la jefatura de la División de gestión de fiscalización de la Dirección Seccional de Impuestos de Cartagena, excluyó al Club escuela de béisbol Los Amigos de Arjona. Un día después quitó el mismo beneficio al Club deportivo de béisbol Colpuertos. Ambos casos por no presentar la solicitud de permanencia al régimen especial a tiempo.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) también retiró del régimen tributario especial  a la Liga de Béisbol de Bogotá D.C. el 10 de septiembre de este año.

A la lista se suman el Club deportivo de béisbol Los Isotopos de Barrancabermeja, la Liga de béisbol de Santander y el Club de béisbol menor Los Padres de Lorica. También el club deportivo de béisbol Provisur, el Club deportivo de béisbol Pedro Noe Rodriguez, ambos de la ciudad de Providencia; Escuela de béisbol Bravos de Morindo Santa Fe, de la ciudad de Montería; la Asociación distrital de árbitros de béisbol y softbol de Cartagena.

Las entidades mencionadas pueden hacer uso del recurso de reposición y reversar la determinación de la DIAN, como establece la ley. El marco fiscal es un factor de incidencia en el desarrollo y crecimiento del deporte; o en sentido contrario, puede causar el aumento en los gastos operacionales de las entidades deportivas.

El béisbol continúa

Enero será el inicio del Round Robin, esta es la fase semifinal del torneo en donde los tres equipos clasificados: Caimanes, Toros y Tigres enfrentaran una serie de todos contra todos; los dos mejores de este triangular accederán a la final y buscarán quedarse con el campeonato del torneo 2018-2019, el campeón será quien obtenga cuatro victorias en siete duelos directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *